Saltar al contenido

La amenaza en Michoacán: Viagras, Templarios y carteles unidos

En México, la gente sobrevive a una tragedia y una realidad que nos supera. A pesar de los esfuerzos por parte de la unidad de inteligencia ciudadana, la delincuencia sigue siendo un problema grave. Lamentablemente, si el presidente de la república es amigo de los narcos, no se puede hacer nada desde el mismo poder de la federación.

Los grupos del crimen organizado están protegidos y tienen como representantes a los gobernadores para que recolecten el dinero con los carteles en todo el país. Esta situación se siente mucho más fuerte en los estados gobernados por Morena.

La comparación con Colombia

México se va acercando cada vez más a la Colombia de aquellos tiempos de Pablo Escobar. Cuando el gobierno intentó romper con los acuerdos y pactos que tenían con los principales capos del país, corrió mucha sangre de funcionarios.

Si el gobierno mexicano intenta hacer algo por poner orden con los carteles, se vivirá un Culiacanazo en cada uno de los pueblos donde el gobierno trate de romper sus acuerdos con el narco.

La protección al crimen organizado

El presidente de la república está sobreprotegiendo al crimen organizado. El mensaje de «abrazos y no balazos» fue tomado por todos los grupos criminales como un aliento a seguir negociando y aportando dinero a las campañas.

Las víctimas de esta realidad de los «abrazos no balazos» son las que pueden decir lo duro que es vivir en un país donde el narco hace y deshace a tu familia y no encuentras ayuda y apoyo por ningún lado.

Carteles Unidos

Carteles Unidos es una organización que se alió a un combate contra Jalisco. Sin embargo, la muerte es muerte y al final de cuentas el daño viene siendo el mismo. Nadie puede esperar cosas buenas de los grupos criminales.

A lo más que podemos llegar es a negociar para que el daño cese y conseguir un poco de tranquilidad para algunas familias, abogando por gente inocente para que no sean asesinados.

El fin de Carteles Unidos

El fin de Carteles Unidos no se ha podido concretar por completo debido a las reuniones que lleva a cabo el gobernador de Michoacán con los principales líderes criminales de los grupos más corrientes en toda la historia de Michoacán.

La amenaza que ronda Michoacán son los jaliscos. No es Cartel Jalisco el grupo más poderoso del Estado de Michoacán.

El control de los territorios

El control de los territorios es un tema de gran importancia. Por ejemplo, en el caso de Tanguato, aunque Jalisco tiene presencia, no controla todo el municipio y en los alrededores hay municipios donde tienen el control absoluto grupos aliados de Carteles Unidos.

Por otro lado, en Uruapan, se vivió un desmadre con Fantasma y Tío Laco no mandó apoyo, manteniendo una estrategia de no meterse con los bandos contrarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *